lunes, 20 de septiembre de 2010

DESCANSA EN PAZ MI GRAN AMIGO BOB/SUPERCAN



Hoy es un día muy triste, después de cuatro días de búsqueda, eh encontrado a mi hijo adoptivo BOB, sin vida.

BOB que ahora esta en el cielo, fue mi mejor amigo, nunca olvidares su gran corazón, su historia fue muy corta a mi lado, pero este mes lleno un gran espacio en el corazón de nuestra familia

(Azul,Estrellita,Krypton,Luna,Kity,Chicharito,Garfield mi Mujer Maravilla) y mio.

Como todo un súper perro derroto a una mortal enfermedad que se lleva a miles de perros en todo el mundo, solo y su alma pudo salir adelante.

Llego una noche a mi vida luego de que una pareja me pregunto a donde llevaba los gatitos que encontraba.

Fue muy breve mi estadía frente a el, la verdad que ahora me apena recordarlo pero no quise siquiera verlo a los ojos, sabia que en ese momento me seria imposible hacerme cargo de el, así que me retire y me olvide de el.

Esa noche llovió como nunca, y al día siguiente estaba en mi jardín, la joven pareja le había dado la espalda dejándolo a su suerte, esa tarde al verme corrió tratando de evitar que le dañara, pero gracias a mi esposa, fui por el.

Con la esperanza de poderle encontrar hogar le dimos alimento y cobijo durante el fin de semana, pasaron los días y no encontrábamos un hogar para el.

Seguía lloviendo por las noches heladas con desesperación trataba de que se integrara al hogar pero con seis gatos es casi imposible que pudiera convivir en la casa.

BOB estaba nervioso, por fin tenía un hogar pero el sabia que no era seguro, me lo asía saber con sus acciones, desesperado me trataba de mostrar que era un buen perro, con la mirada me pedía a gritos que no le diera la espalda.

Nuevamente una noche mas llovió con gran frenesí helaba en la calle y oía como rascaba la puerta, con sus pequeñas patas, así que fui por el y nos refugiamos en el baño, lo arrope con bastantes toallas y ay nos quedamos durante horas, BOB sufría de un tic en la pata derecha delantera consecuencia del moquillo que casi le quitaba la vida, esa noche entre mis brazos por primera vez su tic se detuvo, tranquilo dormía mientras afuera los arboles se movían de un lado a otro.

A la mañana siguiente se había decidido, BOB se quedaría con nosotros, una tarde le comente a mi esposa que BOB era mi mejor amigo, mi esposa me alentó a adoptarlo como a un hijo.

Los días pasaron y BOB se fue recuperando día a día, se mostraba mas fuerte y su corazón latía con más ganas por la vida.

BOB no solo brindaba su corazón al transeúnte efímero, si no a los perros callejeros y de hogar, no había alguno que no callera con su encanto natural, grandes perros de pelea corrían con el, jamás peleo con nadie.

Paso un mes, hasta que un día despareció toda una tarde, estábamos muy preocupados, nunca tardaba tanto y siempre estaba a la vista, pero aquel día no fue así, desalentado mire su cuarto vacio y le dije a Dios, si BOB a terminado lo que ha venido a hacer aquí, cuídalo Dios mío, donde quiera que este, en ese momento recordé una cosa que me había comentado mi esposa, diciéndome que a veces Dios toma formas diferentes para probar a la gente si es bondadosa, y en ese momento de la nada apareció BOB, caminando despreocupado frente a mis ojos, le hable y lo abrase como de costumbre.

Esa fue su ultima noche con nosotros, al día siguiente en la tarde, salió a la calle por ultima vez, simplemente desapareció, lo buscamos durante cuatro días hasta que una noche lo encontré, le di un hasta pronto digno.

Mientras escribo estas líneas recuerdo un poema llamado el tren de la vida en este poema nos dice que la vida es como un Tren y que en cada vagón esta la gente que convivirá con nosotros durante la vida algunos nos acompañaran en todo nuestro viaje, otros se bajaran una estación antes otros solo estarán brevemente a nuestro lado pero todos dejaran una huella imborrable.

Para terminar quisiera recordar un leyenda que me platico mi esposa, en ella se dice que cuando morimos debemos de cruzar un rio pero este es muy difícil y solo lo logra la gente que ah amado a un perro ya que este será quien le ayude a cruzar ese rio, al oír la historia estaba algo contrariado ya que nunca había tenido un compañero canino hoy se que BOB me esperara ay y juntos llegaremos al otro lado.

DESCANZA EN PAZ BOB.

MI HIJO ADOPTIVO.

MI GRAN AMIGO.

Juan Pablo Trejo/Supermansteel

SEPTIEMBRE 2010

video